Vancomicina Normon 1000 Mg Polvo Para Concentrado Para Solucion Para Perfusion Efg

Introducción

La vancomicina es un antibiótico utilizado en el tratamiento de infecciones graves causadas por bacterias resistentes a otros antibióticos. En este artículo, vamos a detallar para qué enfermedades y condiciones médicas se utiliza el medicamento VANCOMICINA NORMON 1000 MG POLVO PARA CONCENTRADO PARA SOLUCION PARA PERFUSION EFG.

Infecciones por estafilococos resistentes a la meticilina (MRSA)

La vancomicina es especialmente efectiva en el tratamiento de infecciones causadas por bacterias del género Staphylococcus que son resistentes a la meticilina, conocidas como MRSA. Estas infecciones pueden ser graves y potencialmente mortales si no se tratan adecuadamente, por lo que la vancomicina es una herramienta crucial en el arsenal de antibióticos para combatirlas.

Endocarditis bacteriana

La endocarditis bacteriana es una infección del revestimiento interno del corazón que puede ser causada por bacterias resistentes a otros antibióticos. En estos casos, la vancomicina se utiliza como tratamiento de primera línea para controlar la infección y prevenir complicaciones graves.

Infecciones de piel y tejidos blandos

Las infecciones de la piel y tejidos blandos causadas por bacterias resistentes, como el MRSA, pueden ser tratadas con vancomicina con buenos resultados. Es importante seguir las indicaciones del médico en cuanto a la dosis y la duración del tratamiento para asegurar la eficacia del medicamento.

Neumonía nosocomial

La neumonía nosocomial, que se contrae en un entorno hospitalario, puede ser causada por bacterias resistentes a múltiples antibióticos. En estos casos, la vancomicina puede ser recetada para tratar la infección y prevenir su propagación a otros pacientes en el hospital.

  • Infecciones por Enterococcus resistentes
  • Septicemia
  • Osteomielitis

La vancomicina también puede ser utilizada en otras condiciones médicas, siempre bajo la supervisión de un médico especialista en enfermedades infecciosas. Es importante seguir las indicaciones del médico y completar el tratamiento prescrito para asegurar la efectividad del medicamento y prevenir la resistencia bacteriana.

1 de 9


Prospecto: información para el usuario

Vancomicina Normon 1000 mg polvo para concentrado para solución para perfusión EFG
Vancomicina hidrocloruro

Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a tomar este medicamento, porque contiene
información importante para usted.
- Conserve este prospecto. Puede tener que volver a leerlo.
- Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.
- Este medicamento se le ha recetado solamente a usted, y no debe dárselo a otras personas aunque
tengan los mismos síntomas que usted, ya que puede perjudicarles.
- Si considera que alguno de los efectos adversos que sufre es grave o si aprecia cualquier efecto Esto
incluye cualquier efecto adverso no mencionado en este prospecto. Ver sección 4.

Contenido del prospecto
1. Qué es Vancomicina Normon y para qué se utiliza
2. Qué necesita saber antes de empezar a usar Vancomicina Normon
3. Cómo usar Vancomicina Normon
4. Posibles efectos adversos
5. Conservación de Vancomicina Normon
6. Contenido del envase e información adicional

1. Qué es Vancomicina Normon y para qué se utiliza
Este medicamento es un antibiótico que pertenece al grupo de los «glucopéptidos» y funciona eliminando
ciertas bacterias que causan infecciones.

La vancomicina en polvo se convierte en una solución para perfusión o solución oral.

Los antibióticos se utilizan para tratar infecciones bacterianas y no sirven para tratar
infecciones víricas como la gripe o el catarro.

Es importante que siga las instrucciones relativas a la dosis, el intervalo de administración
y la duración del tratamiento indicadas por su médico.

No guarde ni reutilice este medicamento. Si una vez finalizado el tratamiento le sobra
antibiótico, devuélvalo a la farmacia para su correcta eliminación. No debe tirar los
medicamentos por el desagüe ni a la basura.

La vancomicina se utiliza en todos los grupos de edad mediante perfusión intravenosa para el tratamiento
de las siguientes infecciones graves:

- Infecciones de la piel y tejidos debajo de la piel.
- Infecciones de los huesos y de las articulaciones.
- Una infección de los pulmones llamada «neumonía».
- Infección del revestimiento interno del corazón (endocarditis) y para prevenir la endocarditis en
pacientes con riesgo cuando se someten a procedimientos quirúrgicos mayores.
- Infección en el sistema nervioso central.

2 de 9
- Infección en la sangre ligada a las infecciones mencionadas anteriormente.

La vancomicina se puede administrar por vía oral en adultos y niños para el tratamiento de la infección de
la mucosa intestinal, del intestino delgado y del intestino grueso con daño en las mucosas (colitis
pseudomembranosa), causada por la bacteria Clostridioides difficile.

2. Qué necesita saber antes de empezar a usar Vancomicina Normon
No use Vancomicina Normon
 Si es alérgico a la vancomicina o a alguno de los demás componentes de este medicamento (incluidos
en la sección 6).

Advertencias y precauciones

Se han informado de graves efectos secundarios que pueden provocar la pérdida de la visión tras la
inyección de vancomicina en los ojos.

Consulte a su médico, farmacéutico del hospital o enfermero antes de empezar a usar vancomicina si:
- Ha sufrido una reacción alérgica a la teicoplanina, porque esto podría significar también que es
alérgico a la vancomicina.
- Tiene un problema de audición, especialmente si usted es una persona de edad avanzada (es posible
que necesite pruebas de audición durante el tratamiento).
- Tiene problemas en los riñones (por lo que necesita hacerse análisis de sangre y pruebas de los riñones
durante el tratamiento).
- Le están administrando vancomicina en perfusión para el tratamiento de la diarrea asociada a infección
por Clostridioides difficile en lugar de por vía oral.
- Alguna vez ha desarrollado un sarpullido severo o descamación de la piel, ampollas y/o llagas en la
boca después de tomar vancomicina.

Se han reportado reacciones cutáneas serias incluyendo el síndrome de Stevens-Johnson, necrólisis
epidérmica tóxica, reacción a medicamentos con eosinofilia y síntomas sistémicos (DRESS), y pustulosis
exantematosa generalizada aguda (AGEP) en asociación con el tratamiento de vancomicina. Deje de usar la
vancomicina y busque atención médica inmediatamente si nota cualquiera de los síntomas descritos en la
sección 4.

Consulte a su médico o farmacéutico del hospital o enfermero durante el tratamiento con vancomicina si:

- Le están administrando vancomicina durante mucho tiempo (puede que tenga que hacerse análisis de
sangre, un análisis para comprobar el funcionamiento del hígado o de los riñones durante el
tratamiento).
- Desarrolla cualquier reacción en la piel durante el tratamiento.
- Consulte a su médico inmediatamente si desarrolló diarrea grave o crónica durante o después de usar
vancomicina. Esto puede ser un signo de inflamación del intestino (colitis pseudomembranosa) que
puede aparecer después del tratamiento con antibióticos.

Niños
La vancomicina se utiliza con especial cuidado en los bebés prematuros y los bebés pequeños, debido a que
sus riñones no están completamente desarrollados y pueden acumular vancomicina en la sangre. Para
controlar los niveles de vancomicina en sangre para este grupo de edad, se realizan análisis de sangre.

3 de 9
La administración simultánea de vancomicina y agentes anestésicos se ha asociado con enrojecimiento de
la piel (eritema) y reacciones alérgicas en niños. Del mismo modo, el uso simultáneo con otros
medicamentos tales como antibióticos aminoglucósidos, agentes antinflamatorios no esteroideos (AINEs,
por ejemplo, ibuprofeno) o anfotericina B (medicamento para tratar la infección producida por hongos)
pueden aumentar el riesgo de daño en el riñón y, por lo tanto, será necesario realizar pruebas de los riñones
y de la sangre de forma más frecuente.

Uso de Vancomicina con otros medicamentos
Informe a su médico o farmacéutico si está utilizando, ha utilizado recientemente o pudiera tener que
utilizar cualquier otro medicamento. Esto es especialmente importante en el caso de los medicamentos
siguientes, ya que pueden interaccionar con la vancomicina:
 agentes anestésicos – pueden causar irritación, enrojecimiento, desmayo, síncope o, incluso, ataques
cardíacos.

Por tanto, deberá informar a su médico de que está usando vancomicina si va a someterse a una operación
quirúrgica.
 cualquier medicamento que afecte a los nervios o los riñones, por ejemplo, anfotericina B (para tratar
infecciones por hongos), aminoglucósidos, bacitracina, polimixina B, colistina, viomicina,
piperacilina/tazobactam (antibióticos) o cisplatino (un medicamento quimioterapéutico).
 diuréticos potentes (medicamentos fuertes que se administran para estimular la producción de orina)
como la furosemida.
Puede que todo esté bien para seguir recibiendo vancomicina y su médico podrá decidir lo que resulta
adecuado para usted.

Embarazo, lactancia y fertilidad
Si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de
quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar este medicamento.

Conducción y uso de máquinas
La vancomicina no debe afectar a su capacidad para conducir o usar máquinas.

3. Cómo usar Vancomicina Normon
El personal médico le administrará vancomicina durante su estancia en el hospital. Su médico decidirá la
cantidad de medicamento que debe recibir cada día y cuánto tiempo durará el tratamiento.

Dosificación

La dosis administrada dependerá de:

- su edad,
- su peso,
- la infección que tiene,
- el funcionamiento de los riñones,
- su capacidad auditiva,
- cualquier otro medicamento que esté tomando.

Administración intravenosa

Adultos y adolescentes (a partir de 12 años y mayores)

4 de 9

La dosis se calculará de acuerdo con su peso corporal. La dosis habitual de perfusión es de 15 a 20 mg por
cada kg de peso corporal. Por lo general, se administra cada 8 - 12 horas. En algunos casos, el médico
puede decidir dar una dosis inicial de hasta 30 mg por cada kg de peso corporal. La dosis diaria máxima no
debe exceder de 2 g.

Uso en niños

Niños de edades comprendidas entre un mes y menos de 12 años de edad
La dosis se calculará de acuerdo con su peso corporal. La dosis habitual de perfusión es de 10 a 15 mg por
cada kg de peso corporal. Por lo general, se administra cada 6 horas.

Recién nacidos prematuros y recién nacidos a término (de 0 a 27 días)
La dosis se calculará de acuerdo con la edad post-menstrual [tiempo transcurrido entre el primer día del
último período menstrual y el nacimiento (edad gestacional) más el tiempo transcurrido después del
nacimiento (edad post-natal)].
Los pacientes de edad avanzada, las mujeres embarazadas y los pacientes con trastorno en los riñones,
incluyendo aquellos en diálisis, pueden necesitar una dosis diferente.

Administración oral

Adultos y adolescentes (de 12 a 18 años)

La dosis recomendada es de 125 mg cada 6 horas. En algunos casos, el médico puede decidir incrementar
la dosis diaria hasta 500 mg cada 6 horas. La dosis diaria máxima no debe exceder de 2 g.

Si usted ha sufrido otros episodios (infección de la mucosa) antes, puede necesitar una dosis y una duración
diferente de la terapia.

Uso en niños

Neonatos, lactantes y niños menores de 12 años
La dosis recomendada es de 10 mg por cada kg de peso corporal. Por lo general, se administra cada
6 horas. La dosis diaria máxima no debe exceder de 2 g.

Forma de administración
La perfusión intravenosa significa que el medicamento fluye desde una botella de perfusión o bolsa a través
de un tubo a uno de sus vasos sanguíneos y a su cuerpo. Su médico o enfermero, siempre administraran la
vancomicina en la sangre y no en el músculo.

La vancomicina se administra en vena durante al menos 60 minutos.

Si se le administra para tratar trastornos gástricos (denominados colitis pseudomembranosa), el
medicamento debe ser administrado como una solución para uso oral (tomará el medicamento por la boca).

Duración del tratamiento
La duración del tratamiento depende de la infección y puede durar varias semanas.

5 de 9
La duración del tratamiento puede ser diferente dependiendo de la respuesta individual al tratamiento para
cada paciente.
Durante el tratamiento, se deben tomar muestras de sangre, muestras de orina y, posiblemente, realizar
pruebas de audición para detectar signos de posibles efectos secundarios.

Si se le administra más Vancomicina de la que debe
Como la vancomicina se le administrará durante su estancia en el hospital, es poco probable que reciba una
cantidad insuficiente o excesiva; no obstante, informe a su médico o enfermero si tiene alguna duda.

Si tiene cualquier otra duda sobre el uso de este medicamento, pregunte a su médico, farmacéutico o
enfermero.

4. Posibles efectos adversos
Al igual que todos los medicamentos, este medicamento puede producir efectos adversos, aunque no todas
las personas los sufran.

Vancomicina puede provocar reacciones alérgicas, aunque las reacciones alérgicas graves (shock
anafiláctico) son raras. Informe a su médico inmediatamente si nota cualquier sibilancia repentina,
dificultad para respirar, enrojecimiento en la parte superior del cuerpo, erupción cutánea o picor.

Deje de usar la vancomicina y busque atención médica inmediatamente si nota cualquiera de los
siguientes síntomas:
- Manchas rojizas no elevadas, como de diana o circulares en el tronco, a menudo con ampollas
centrales, descamación de la piel, úlceras de boca, garganta, nariz, genitales y ojos. Estas
erupciones cutáneas graves pueden ir precedidas de fiebre y síntomas similares a los de la gripe
(síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica).
- Erupción generalizada, temperatura corporal elevada y aumento de tamaño de los ganglios
linfáticos (síndrome de DRESS o síndrome de hipersensibilidad a medicamentos).
- Erupción roja, escamosa y generalizada con protuberancias bajo la piel y ampollas acompañadas de
fiebre al inicio del tratamiento (pustulosis exantemática aguda generalizada).

La absorción de vancomicina desde el tracto gastrointestinal es insignificante. Sin embargo, si tiene un
trastorno inflamatorio del tracto digestivo, especialmente si también tiene un trastorno renal, pueden
aparecer efectos secundarios que se producen cuando la vancomicina se administra por perfusión.

Efectos adversos frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 10 personas):
- Caída de la presión arterial.
- Falta de aire, respiración ruidosa (un sonido de tono alto producido por la obstrucción del flujo de aire
en la vía aérea superior).
- Erupción e inflamación de la mucosa de la boca, picor, erupción que produce picor, urticaria.
- Problemas en los riñones que se pueden detectar mediante un análisis de sangre.
- Enrojecimiento de la parte superior del cuerpo y de la cara, inflamación de una vena.

Efectos adversos poco frecuentes (pueden afectar hasta 1 de cada 100 personas):
- Pérdida temporal o permanente de la audición.

Efectos adversos raros (pueden afectar hasta 1 de cada 1.000 personas):

6 de 9
- Disminución de los glóbulos blancos, de los glóbulos rojos y de las plaquetas (células responsables de
la coagulación) de la sangre.
- Aumento de algunos de los glóbulos blancos de la sangre.
- Pérdida del equilibrio, zumbido en los oídos, mareos.
- Inflamación de los vasos sanguíneos.
- Náuseas (sensación de malestar).
- Inflamación de los riñones e insuficiencia renal.
- Dolor en los músculos del pecho y de la espalda.
- Fiebre, escalofríos.

Efectos adversos muy raros (pueden afectar hasta 1 de cada 10.000 personas):
- Aparición repentina de una reacción alérgica grave en la piel, con descamación o formación de
ampollas. Esto puede estar asociado con fiebre alta y con dolor en las articulaciones.
- Paro cardíaco.
- Inflamación del intestino, que produce dolor abdominal y diarrea (que puede contener sangre)

Frecuencia no conocida (no puede estimarse a partir de los datos disponibles):
- Vómitos, diarrea.
- Confusión, somnolencia, falta de energía, hinchazón, retención de líquidos, disminución de la orina.
- Erupción con hinchazón o dolor detrás de las orejas, en el cuello, ingles, debajo de la barbilla y las
axilas (ganglios linfáticos inflamados), análisis de sangre y pruebas de función del hígado anormales.
- Erupción con ampollas y fiebre.

Comunicación de efectos adversos
Si experimenta cualquier tipo de efecto adverso, consulte a su médico o farmacéutico, incluso si se trata de
posibles efectos adversos que no aparecen en este prospecto. También puede comunicarlos directamente a
través del Sistema Español de Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano:
//www.notificaram.es/. Mediante la comunicación de efectos adversos usted puede contribuir a
proporcionar más información sobre la seguridad de este medicamento.

5. Conservación de Vancomicina Normon
Su médico o farmacéutico sabe cómo conservar este medicamento.
Mantener este medicamento fuera de la vista y del alcance de los niños.

No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en la etiqueta después de CAD.
La fecha de caducidad es el último día del mes que se indica.

Antes de prepararlo, conservar por debajo de 30 ˚C.
Conservar el vial en el embalaje exterior para protegerlo de la luz.

Después de prepararlo, este medicamento para perfusión debe usarse inmediatamente

Su médico se asegurará de que la solución no se encuentra decolorada y no contiene partículas.

Los viales son para un único uso y su médico desechará cualquier solución de este medicamento que sobre
después de haberle administrado su dosis.

Los medicamentos no se deben tirar por los desagües ni a la basura. Deposite los envases y los
medicamentos que no necesita en el Punto SIGRE de la farmacia. Pregunte a su farmacéutico cómo
deshacerse de los envases y de los medicamentos que ya no necesita. De esta forma, ayudará a proteger el
medio ambiente.

7 de 9
6. Contenido del envase e información adicional
Composición de Vancomicina Normon
Cada vial contiene 1000 mg de vancomicina hidrocloruro, equivalente a 1.000.000 UI de vancomicina.
También contiene ácido clorhídrico.

Aspecto del producto y contenido del envase
Viales de 20 ml, con tapón de goma, que contienen 1000 mg de vancomicina hidrocloruro en forma de
polvo liofilizado blanco o blanquecino. Tamaño de envase: 1 o 100 viales.

Puede que solamente estén comercializados algunos tamaños de envases.

Tras prepararlo con agua, la solución de este medicamento es transparente, incolora o ligeramente
coloreada.

Titular de la autorización de comercialización y responsable de la fabricación

Laboratorios NORMON, S.A.
Ronda de Valdecarrizo, 6
28760 Tres Cantos (Madrid)
ESPAÑA

Fecha de la última revisión de este prospecto: febrero de 2023

La información detallada y actualizada de este medicamento está disponible en la página web de la Agencia
Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) (http://www.aemps.gob.es/).

Otras fuentes de información

Asesoramiento/educación médica
Los antibióticos se utilizan para curar las infecciones producidas por bacterias. Son ineficaces contra las
infecciones producidas por virus.

Si su médico le ha recetado antibióticos, los necesita precisamente para tratar su enfermedad actual.

A pesar de los antibióticos, algunas bacterias pueden sobrevivir o crecer. Este fenómeno se conoce como
resistencia: algunos tratamientos con antibióticos se vuelven ineficaces.

El mal uso de antibióticos aumenta la resistencia. Usted puede incluso ayudar a las bacterias se vuelvan
resistentes y, por lo tanto, retrasar su curación o disminuir la eficacia de los antibióticos, si no se respeta lo
apropiado:
- la dosis,
- el programa
- la duración del tratamiento

Por consiguiente, para preservar la eficacia de este medicamento:
1. Use los antibióticos únicamente cuando se los receten.
2. Siga estrictamente las instrucciones de la prescripción.
3. No vuelva a utilizar un antibiótico sin receta médica, incluso si usted quiere tratar una enfermedad
similar.

8 de 9


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Esta información está destinada únicamente a profesionales del sector sanitario

Preparación

Disuelva el contenido del vial en 20 ml de agua estéril para inyección. Diluya la solución reconstituida con
al menos 200 ml de cloruro de sodio 9 mg/ml (al 0,9 %) para inyección o de glucosa 50 mg/ml (al 5 %)
para inyección.

La concentración de vancomicina en el líquido preparado para perfusión no debe superar el 0,5 % m/v
(5 mg/ml).

En el caso de aquellos pacientes concretos que precisen restringir el volumen de fluido perfundido, es
posible utilizar una concentración de 10 mg/ml; la administración de estas concentraciones elevadas puede
aumentar el riesgo de efectos adversos asociados a la perfusión.

Antes de su administración, se deben inspeccionar visualmente las disoluciones reconstituidas para
descartar la presencia de partículas o decoloración. Únicamente deben utilizarse soluciones transparentes e
incoloras sin partículas.

La perfusión no debe mezclarse con otros medicamentos.

Vía oral:

La dosis para administrar por vía oral puede reconstituirse con 30 ml de agua y darse al paciente para que
se la beba.

Perfusión

Debe administrarse por perfusión intravenosa durante al menos 60 minutos a una velocidad de 10 mg/min,
equivalente a 2 ml/min en una perfusión con una concentración de 5 mg/ml.


Dosis

Uso intravenoso:

La dosis se ajusta individualmente y de acuerdo con la función renal. La dosis habitual es la siguiente:

Adultos: 500 mg cada 6 horas o 1 g cada 12 horas administrados por perfusión intravenosa lenta o 30 a
40 mg/kg/día en 2 a 4 administraciones diarias.
Niños: 10 mg/kg de peso corporal cada 6 horas administrados por perfusión intravenosa lenta.

Vía oral:

Adultos: 125 mg cada 6 horas o 500 mg cada 6 horas administrados por vía oral.

9 de 9
Niños: 10 mg/kg de peso corporal cada 6 horas.

Conservación

Conservar por debajo de 30 ˚C. Conservar el vial en la caja exterior para protegerlo de la luz.

No utilice este medicamento después de la fecha de caducidad que aparece en el envase.

Concentrado reconstituido:

El concentrado reconstituido debe rediluirse inmediatamente después de la reconstitución.

Producto diluido:

Desde un punto de vista microbiológico y fisicoquímico, el producto debe utilizarse inmediatamente.

Vía oral:

Debe tomarse inmediatamente después de la reconstitución.

1 de 18
FICHA TÉCNICA
1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO
Vancomicina Normon 500 mg polvo para concentrado para solución para perfusión EFG.
Vancomicina Normon 1000 mg polvo para concentrado para solución para perfusión EFG.

2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA
Vancomicina Normon 500 mg polvo para concentrado para solución para perfusión
Cada vial contiene 500 mg de vancomicina (vancomicina hidrocloruro) equivalente a 500.000 UI.
Al ser reconstituido con 10 ml de agua para inyección, el concentrado para solución contiene 50 mg/ml de
vancomicina.

Vancomicina Normon 1000 mg polvo para concentrado para solución para perfusión
Cada vial contiene 1000 mg de vancomicina (vancomicina hidrocloruro) equivalente a 1.000.000 UI.
Al ser reconstituido con 20 ml de agua para inyección, el concentrado para solución contiene 50mg/ml de
vancomicina.

Para consultar la lista completa de excipientes, ver sección 6.1.

3. FORMA FARMACÉUTICA
Polvo para concentrado para solución para perfusión.
Polvo liofilizado, blanco o blanquecino, para concentrado para solución para perfusión.
La solución de reconstitución es transparente, incolora o ligeramente coloreada.

4. DATOS CLÍNICOS
4.1. Indicaciones terapéuticas
Administración intravenosa

La vancomicina está indicada en todos los grupos de edad para el tratamiento de las siguientes infecciones
(ver sección 4.2, 4.4 y 5.1):

- infecciones complicadas de la piel y los tejidos blandos (IPPBc).
- infecciones en los huesos y las articulaciones.
- neumonía adquirida en la comunidad (NAC).
- neumonía intrahospitalaria (NAH), incluyendo la neumonía asociada a la ventilación mecánica (NAV).
- endocarditis infecciosa.

La vancomicina también está indicada en todos los grupos de edad para la profilaxis antibacteriana
perioperatoria en pacientes con alto riesgo de desarrollar endocarditis bacteriana cuando se someten a
procedimientos quirúrgicos mayores.

Administración oral:

La vancomicina está indicada en todos los grupos de edad para el tratamiento de la infección por
Clostridioides difficile (ICD) (ver sección 4.2, 4.4 y 5.1).

2 de 18
Se deben tener en cuenta las consideraciones oficiales sobre el uso adecuado de los agentes antibacterianos.

4.2. Posología y forma de administración
Posología

La vancomicina se debe administrar en combinación con otros agentes antibacterianos cuando se considere
adecuado.

Administración intravenosa

La dosis inicial se debe basar en el peso corporal total. Los ajustes de dosis posteriores deben basarse en las
concentraciones séricas para alcanzar las concentraciones terapéuticas. Se debe considerar la función renal
para determinar las dosis y el intervalo de administración posterior.

Pacientes de 12 años y mayores
La dosis recomendada es de 15 a 20 mg/kg de peso corporal cada 8 a 12 horas (no exceder 2 g por dosis).

En pacientes gravemente enfermos, puede usarse una dosis de carga de 25-30 mg/kg de peso corporal para
alcanzar rápidamente la concentración sérica requerida.

Lactantes y niños de edades comprendidas entre un mes y menores de 12 años.
La dosis recomendada es de 10 a 15 mg/kg de peso corporal cada 6 horas (ver sección 4.4).

Recién nacidos a término (desde el nacimiento hasta los 27 días de edad postnatal) y neonatos prematuros
(desde el nacimiento hasta la fecha prevista del parto más 27 días)

Para establecer el régimen de dosificación para los recién nacidos, se debe buscar el consejo de un médico
experto en el manejo de los recién nacidos. En la siguiente tabla se muestra una posible forma de
dosificación de vancomicina en los recién nacidos (ver sección 4.4):

PMA (semanas) Dosis (mg/kg) Intervalo de administración (h)
<29 15 24
29-35 15 12
>35 15 8
PMA: edad post-menstrual [tiempo transcurrido entre el primer día del último periodo menstrual y el
nacimiento (edad gestacional) más el tiempo transcurrido después del nacimiento (edad posnatal)].

Profilaxis peri-operatoria de endocarditis bacteriana en todas las edades

La dosis recomendada es una dosis inicial de 15 mg/kg antes de la inducción de la anestesia. Dependiendo
de la duración de la cirugía, puede ser necesaria una segunda dosis de vancomicina.

Duración del tratamiento

En la siguiente tabla se sugiere la duración del tratamiento. En cualquier caso, la duración del mismo debe
adaptarse al tipo y gravedad de la infección y a la respuesta clínica individual.

Indicación Duración del tratamiento
Infecciones complicadas de la piel y los tejidos
blandos
-No necrotizante
-Necrotizante


de 7 a 14 días
de 4 a 6 semanas*
Infecciones en los huesos y las articulaciones de 4 a 6 semanas**
Neumonía adquirida en la comunidad de 7 a 14 días

3 de 18
Neumonía intrahospitalaria, incluida la neumonía
asociada a la ventilación mecánica
de 7 a 14 días
Endocarditis infecciosa de 4 a 6 semanas***
* No es necesario continuar hasta el posterior desbridamiento, si el paciente ha mejorado clínicamente y
está afebril durante 48 a 72 horas.
**Para las infecciones de prótesis articulares deben considerarse ciclos más largos de tratamiento de
supresión oral con antibióticos adecuados.
***La duración y necesidad de terapia combinada se basa en el tipo de válvula afectada y el organismo.

Poblaciones especiales

Pacientes de edad avanzada

Se pueden necesitar dosis de mantenimiento inferiores debido a la reducción de la función renal
relacionada con la edad.

Insuficiencia renal

En pacientes adultos y pediátricos con insuficiencia renal, se debe considerar una dosis inicial con un ajuste
posterior mediante niveles de vancomicina en suero en lugar de una pauta de dosificación programada,
particularmente en pacientes con insuficiencia renal grave o en aquellos que se someten a terapia de
reemplazo renal (RRT), debido a los numerosos factores variables que pueden afectar a los niveles de
vancomicina en ellos.

En pacientes con insuficiencia renal leve o moderada, la dosis inicial no debe reducirse. En pacientes con
insuficiencia renal grave, es preferible prolongar el intervalo de administración en lugar de administrar
dosis diarias inferiores.

Se debe tener en cuenta la administración concomitante de medicamentos que pueden reducir el
aclaramiento de la vancomicina y/o potenciar sus efectos no deseados (ver sección 4.4).

La vancomicina es poco dializable por hemodiálisis intermitente. Sin embargo, el uso de membranas de
alto flujo y la terapia de reemplazo renal continua (CRRT) aumentan el aclaramiento y generalmente
requieren de dosificación de reemplazo (por lo general, después de la sesión de hemodiálisis en caso de
hemodiálisis intermitente).

Adultos

Los ajustes de dosis en pacientes adultos pueden basarse en la tasa de filtración glomerular estimada
(TFGe) por la siguiente fórmula:

Hombres: [Peso (kg) x 140 – edad (años)]/72 x creatinina sérica (mg/dl)
Mujeres: 0,85 x valor calculado mediante la fórmula anterior.

La dosis inicial para pacientes adultos es generalmente de 15 a 20 mg/kg, que se puede administrar cada 24
horas si el aclaramiento de creatinina está entre 20 y 49 ml/min. En pacientes con insuficiencia renal grave
(aclaramiento de creatinina inferior a 20 ml/min) o con terapia de reemplazo renal, la pauta y la dosis
adecuadas dependen en gran medida de la modalidad de RRT y deben basarse en los niveles de
vancomicina en suero y la función r renal residual (ver sección 4.4). Dependiendo de la situación clínica,
podría considerarse la posibilidad de retener la siguiente dosis a la espera de los resultados de los niveles de
vancomicina.

En pacientes críticamente enfermos con insuficiencia renal, la dosis de inicial (25 a 30 mg/kg) no debe
reducirse.

4 de 18

Población pediátrica

Los ajustes de dosis en pacientes pediátricos mayores de 1 año de edad pueden basarse en la tasa de
filtración glomerular estimada (TFGe) mediante la fórmula de Schwartz revisada:

TFGe (ml/min/1,73 m2) = (altura cm x 0,413)/creatinina sérica (mg/dl)
TFGe (ml/min/1,73 m2) = (altura cm x 36,2)/creatinina sérica (micromol/l)

Para los recién nacidos y los lactantes menores de 1 año, se debe buscar la asesoría de expertos puesto que
la fórmula de Schwartz revisada no es aplicable a ellos.

Las recomendaciones de dosificación orientativa para la población pediátrica se muestran continuación, en
la tabla, siguiendo los mismos principios que en pacientes adultos:

TFG (ml/min/1,73 m2) Dosis IV Frecuencia
50-30 15 mg/kg 12 horas
29-10 15 mg/kg 24 horas
<10
10-15 mg/kg
Re-dosificar en función de los
niveles* Hemodiálisis intermitente
Diálisis peritoneal
Terapia de reemplazo renal
continua
15 mg/kg Re-dosificar en función de los
niveles*
* La frecuencia de administración y la cantidad de fármaco adecuada para las dosis posteriores dependen
en gran medida de la modalidad de RRT y deben basarse en los niveles de vancomicina sérica obtenidos
antes de la dosificación y de la función renal residual. Dependiendo de la situación clínica, podría
considerarse la posibilidad de retener la siguiente dosis a la espera de los resultados de los niveles de
vancomicina.

Insuficiencia hepática:

No es necesario ajustar la dosis en pacientes con insuficiencia hepática.

Embarazo

Puede ser necesario un aumento significativo de la dosis para conseguir concentraciones séricas
terapéuticas en las mujeres embarazadas (ver sección 4.6).

Pacientes obesos

En pacientes obesos, la dosis inicial debe ser adaptada individualmente en función del peso corporal total,
igual que en el caso de pacientes no obesos.

Administración oral

Pacientes de 12 años y mayores

Tratamiento de Clostridioides difficile (ICD):

Para el primer episodio de una infección no grave por Clostridioides difficile (ICD), la dosis recomendada
de vancomicina es de 125 mg cada 6 horas durante 10 días. En caso de enfermedad grave o complicada esta
dosis puede incrementarse a 500 mg cada 6 horas durante 10 días. La dosis máxima diaria no debe exceder
los 2 g.

5 de 18
En pacientes con recurrencias múltiples, puede considerar la posibilidad de tratar el episodio actual de ICD
con vancomicina 125 mg cuatro veces al día, durante 10 días, seguido de una reducción gradual de la dosis
hasta 125 mg/día o de un régimen intermitente, por ejemplo de 125-500 mg/día cada 2-3 días durante al
menos 3 semanas.

Recién nacidos, lactantes y niños menores de 12 años

La dosis recomendada de vancomicina es de 10 mg/kg por vía oral cada 6 horas durante 10 días. La dosis
diaria máxima no debe exceder de 2 g.

La duración del tratamiento debe adaptarse a la evolución clínica individual de los pacientes. Siempre que
sea posible, se debe interrumpir el antibiótico sospechoso de causar la infección por Clostridioides difficile.
Asimismo, se debe garantizar un aporte adecuado de fluidos y electrolitos.

Monitorización de las concentraciones séricas de vancomicina

La frecuencia de la monitorización terapéutica debe ser individualizada en función de la situación clínica y
la respuesta al tratamiento, este seguimiento va desde el muestreo diario, el cual puede ser requerido en
algunos pacientes hemodinámicamente inestables, a por lo menos una vez por semana en pacientes estables
que muestran una respuesta al tratamiento.

En pacientes con función renal normal, la concentración sérica de vancomicina debe controlarse en el
segundo día de tratamiento, inmediatamente antes de la siguiente dosis.

En los pacientes con hemodiálisis intermitente, los niveles de vancomicina se obtienen habitualmente antes
del inicio de la sesión de hemodiálisis.

Después de la administración oral, se debe realizar un seguimiento de las concentraciones séricas en
pacientes con trastornos intestinales inflamatorios (ver sección 4.4).

Los niveles terapéuticos (mínimos) de vancomicina en sangre deben estar normalmente entre 10-20 mg/l,
dependiendo del lugar de la infección y la sensibilidad del patógeno. Los laboratorios clínicos
generalmente recomiendan valores de 15-20 mg/l para conseguir una mejor cobertura de los patógenos
sensibles clasificados con MIC ≥1 mg/l (ver secciones 4.4 y 5.1).

Los modelos basados en métodos pueden ser útiles en la predicción de dosis individuales requeridas para
alcanzar una AUC adecuada. El enfoque basado en modelos puede usarse tanto en el cálculo de la dosis
inicial personalizada como en los ajustes de dosis basados en los resultados del TDM (ver sección 5.1).

Forma de administración

Administración intravenosa

La vancomicina intravenosa se administra generalmente como una perfusión intermitente y las
recomendaciones de dosis presentadas en esta sección para vía intravenosa corresponden a este tipo de
administración.

La vancomicina sólo se administra como infusión intravenosa de forma lenta, de al menos una hora de
duración o a una velocidad máxima de 10 mg/min (lo que sea más prolongado) y debe estar
suficientemente diluida (al menos 100 ml por 500 mg o al menos 200 ml por 1.000 mg) (ver sección 4.4).

Los pacientes con restricción de líquidos, pueden recibir una solución de 500 mg/50 ml o 1.000 mg/100
ml, teniendo en cuenta que el riesgo de efectos no deseados relacionados con la perfusión puede aumentar a
altas concentraciones.
Para obtener información acerca de la preparación de la solución, ver la sección 6.6.

6 de 18
La perfusión de vancomicina de forma continua se puede considerar, por ejemplo, en pacientes con un
aclaramiento de vancomicina inestable.

Administración oral

Puede utilizarse el contenido de los viales para administración parenteral.

Se puede reconstituir cada dosis en 30 ml de agua y se puede dar al paciente para que se la beba o se puede
administrar mediante una sonda nasogástrica (ver también sección 6.6).

4.3. Contraindicaciones
Hipersensibilidad al principio activo o a alguno de los excipientes incluidos en la sección 6.1 (ver sección
4.4).

La vancomicina no debe administrarse por vía intramuscular, debido al riesgo de necrosis en el lugar de la
administración.

4.4. Advertencias y precauciones especiales de empleo
Reacciones de hipersensibilidad

En ocasiones se pueden presentar reacciones de hipersensibilidad graves y mortales (ver secciones 4.3 y
4.8). En este caso, el tratamiento con vancomicina debe interrumpirse inmediatamente y se deben iniciar
medidas de emergencia adecuadas.

En los pacientes que recibieron vancomicina por periodos prolongados o de forma concomitante con otros
medicamentos que pueden causar neutropenia o agranulocitosis, se debe realizar un seguimiento del
recuento de leucocitos a intervalos regulares. Todos los pacientes que reciben vancomicina deben
someterse periódicamente a estudios hematológicos, análisis de orina y pruebas de función hepática y renal.

La vancomicina debe administrarse con precaución en pacientes con reacciones alérgicas a la teicoplanina,
ya que puede presentarse una reacción de hipersensibilidad cruzada, incluyendo shock anafiláctico mortal.

Espectro de actividad antibacteriana

La vancomicina tiene un espectro de actividad antibacteriana limitada a organismos gram-positivos. No es
adecuado su uso en monoterapia para el tratamiento de algunos tipos de infecciones a menos que el
patógeno ya esté documentado y sea sensible o exista una alta sospecha de que el (los) patógeno(s)
puede(n) tratarse adecuadamente con vancomicina.

Para un uso racional de vancomicina se debe tener en cuenta el espectro de actividad bacteriana, el perfil de
seguridad y la conveniencia de la terapia antibacteriana estándar para tratar, de forma individual, al
paciente.

Ototoxicidad

La ototoxicidad, que puede ser transitoria o permanente (ver sección 4.8), se ha notificado en pacientes con
pérdida previa de la audición, que han recibido dosis intravenosas excesivas, o que han recibido tratamiento
concomitante con otra sustancia ototóxica activa como un aminoglucósido. Se debe evitar el uso de
vancomicina en pacientes con pérdida de audición previa. La pérdida de la audición puede ser precedida
por tinnitus. La experiencia con otros antibióticos sugiere que la pérdida de la audición puede ser
progresiva a pesar de la interrupción del tratamiento. Para reducir el riesgo de ototoxicidad, se deben

7 de 18
determinar los niveles en sangre periódicamente y se recomienda la comprobación periódica de la función
auditiva.

Los pacientes de edad avanzada son particularmente sensibles al daño auditivo. Por lo que en estos
pacientes se debe monitorizar la función vestibular y la audición durante y después del tratamiento. Se debe
evitar el uso simultáneo o secuencial de otras sustancias ototóxicas.

Reacciones relacionadas con la perfusión

La administración en bolo de forma rápida (es decir, durante varios minutos) puede estar asociada con
hipotensión (incluyendo shock y, de forma muy rara, paro cardíaco), así como con respuestas histamínicas
y erupción maculopapular o eritematosa (“síndrome del hombre rojo” o “síndrome del cuello rojo”).
La vancomicina debe perfundirse lentamente en una solución diluida (2,5 a 5,0 mg/ml) a una velocidad no
superior a 10 mg/min y durante un período no inferior a 60 minutos para evitar reacciones relacionadas con
la perfusión rápida. La interrupción de la perfusión, generalmente, produce un cese inmediato de estas
reacciones.

La frecuencia de reacciones relacionadas con la perfusión (hipotensión, enrojecimiento, eritema, urticaria y
prurito) aumenta con la administración concomitante de agentes anestésicos (ver sección 4.5). Esto puede
minimizarse mediante la administración de vancomicina por perfusión de al menos 60 minutos, antes de la
inducción anestésica.

Reacciones adversas cutáneas graves (SCAR)
Se han notificado reacciones adversas cutáneas graves (SCAR), incluido el síndrome de Stevens-Johnson
(SJS), necrólisis epidérmica tóxica (TEN), reacción a medicamentos con eosinofilia y síntomas sistémicos
(DRESS) y pustulosis exantematosa generalizada aguda (AGEP), que pueden ser mortales o poner en
peligro la vida, en asociación con el tratamiento con vancomicina (véase la sección 4.8). La mayoría de
estas reacciones se produjeron en unos pocos días y hasta ocho semanas después de comenzar el
tratamiento con vancomicina.

En el momento de la prescripción, se debe informar a los pacientes de los signos y síntomas y vigilar
estrechamente las reacciones cutáneas. Si aparecen signos y síntomas que sugieran estas reacciones, la
vancomicina debe ser retirada inmediatamente y debe considerarse un tratamiento alternativo. Si el
paciente ha desarrollado una SCAR con el uso de vancomicina, el tratamiento con vancomicina no debe
reiniciarse en ningún momento.



Reacciones relacionadas con el lugar de la administración

Puede aparecer dolor y tromboflebitis en muchos pacientes tratados con vancomicina por vía intravenosa y
en ocasiones son graves. La frecuencia y gravedad de la tromboflebitis puede minimizarse administrando el
medicamento lentamente como una solución diluida (ver sección 4.2) y cambiando los lugares de perfusión
de forma regular.

No se ha establecido la eficacia y seguridad de la vancomicina para las vías de administración intratecal,
intraventricular e intralumbar.

Nefrotoxicidad

La vancomicina debe usarse con precaución en pacientes con insuficiencia renal, incluyendo anuria,
teniendo en cuenta que la posibilidad de desarrollar efectos tóxicos es mucho mayor con la presencia de
concentraciones elevadas en sangre de manera prolongada. El riesgo de toxicidad se incrementa con
concentraciones elevadas en sangre o terapias prolongadas.

8 de 18
La monitorización regular de los niveles sanguíneos de vancomicina está indicada en la terapia con dosis
altas y en el uso prolongado, particularmente en pacientes con disfunción renal o trastornos de la audición,
así como en la administración simultánea de sustancias nefrotóxicas u ototóxicas, respectivamente (véase
las secciones 4.2 y 4.5).

Trastornos de la vista
La vancomicina no está autorizada para su uso intracameral o intravítreo, incluida la profilaxis de la
endoftalmitis.

Se han observado casos individuales de vasculitis retiniana oclusiva hemorrágica , incluida la pérdida
permanente de la visión, después del uso intracameral o intravítreo de la vancomicina durante o después de
una cirugía de cataratas.

Población pediátrica

Las recomendaciones de dosis intravenosas actuales para la población pediátrica, en particular para niños
menores de 12 años, pueden conducir a niveles sub-terapéuticos de vancomicina en un número sustancial
de niños. Sin embargo, no se ha evaluado correctamente la seguridad del aumento de la dosis y
generalmente no se recomienda usar dosis superiores a 60 mg/kg/día.

La vancomicina debe utilizarse con especial precaución en los recién nacidos prematuros y lactantes,
debido a su inmadurez renal y al posible aumento de la concentración sérica. Por lo tanto, las
concentraciones en sangre deben monitorizarse cuidadosamente en esta población pediátrica.

La administración concomitante de vancomicina y agentes anestésicos en niños se ha asociado con eritema
y rubor por histamina. Del mismo modo, el uso concomitante con agentes nefrotóxicos tales como
antibióticos aminoglucósidos, AINEs (por ejemplo, ibuprofeno para el cierre del ductus arteriosus) o
anfotericina B, se ha asociado con un mayor riesgo de nefrotoxicidad (ver sección 4.5) por tanto se indica
una monitorización más frecuente de los niveles séricos de vancomicina y de la función renal.

Uso en pacientes en edad avanzada

La disminución natural de la filtración glomerular con la edad puede conducir a concentraciones séricas de
vancomicina elevadas si no se ajusta la dosis (véase la sección 4.2).

Interacciones farmacológicas con agentes anestésicos

La vancomicina puede aumentar la depresión miocárdica inducida por fármacos anestésicos. Durante la
anestesia, las dosis deben diluirse bien y administrarse lentamente con una adecuada monitorización
cardíaca. Los cambios de posición deben retrasarse hasta que se complete la perfusión para permitir el
ajuste postural (ver sección 4.5).

Enterocolitis pseudomembranosa

En caso de diarrea persistente debe considerarse la posibilidad de enterocolitis pseudomembranosa que
podría poner en riesgo la vida del paciente (ver sección 4.8). No se deben administrar medicamentos anti-
diarreicos.

Sobreinfección

El uso prolongado de la vancomicina puede resultar en el sobrecrecimiento de organismos no sensibles. Es
esencial la observación cuidadosa del paciente. Si se produce una sobreinfección durante el tratamiento, se
deben tomar las medidas apropiadas.

Administración oral

9 de 18
La administración intravenosa de vancomicina no es efectiva para el tratamiento de la infección por
Clostridioides difficile, por lo tanto, para esta indicación la vancomicina se debe administrar por vía oral.

Las pruebas de colonización por Clostridioides difficile o de toxinas no se recomiendan en niños menores
de 1 año, debido a la alta tasa de colonización asintomática salvo en presencia de diarrea grave en niños
con factores de riesgo para la estasis como la enfermedad de Hirschsprung, atresia anal corregida
quirúrgicamente u otros trastornos graves de la motilidad. Deben buscarse siempre etiologías alternativas y
la enterocolitis por Clostridioides difficile debe probarse.

Potencial para absorción sistémica

La absorción puede estar aumentada en pacientes con trastornos inflamatorios de la mucosa intestinal o con
colitis pseudomembranosa inducida por Clostridioides difficile. Estos pacientes pueden estar en riesgo para
el desarrollo de reacciones adversas, especialmente si presentan una insuficiencia renal concomitante.
Cuanto mayor es la insuficiencia renal, mayor es el riesgo de desarrollar las reacciones adversas asociadas
con la administración parenteral de la vancomicina. Se debe realizar una monitorización de las
concentraciones séricas de vancomicina en pacientes con trastornos inflamatorios de la mucosa intestinal.

Nefrotoxicidad

Se debe realizar una monitorización en serie de la función renal cuando se administre el tratamiento a
pacientes con disfunción renal subyacente o que reciben terapia concomitante con un aminoglucósido u
otros fármacos nefrotóxicos.

Ototoxicidad

Pueden ser útiles pruebas seriadas de la función auditiva con el fin de minimizar el riesgo de ototoxicidad
en pacientes con una pérdida auditiva subyacente, o que están recibiendo terapia concomitante con agentes
ototóxicos como un aminoglucósido.

Interacciones farmacológicas con agentes antimotilidad e inhibidores de la bomba de protones

Se deben evitar los agentes anti-motilidad y se debe reconsiderar el uso de inhibidores de la bomba de
protones.

Desarrollo de bacterias farmacorresistentes

El uso de la vancomicina oral aumenta la posibilidad de crecimiento de poblaciones de Enterococos
resistentes a la vancomicina en el tracto gastrointestinal. Como consecuencia, se recomienda prudencia en
el uso de vancomicina por vía oral.

4.5. Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción
La administración concomitante de vancomicina y agentes anestésicos se ha asociado con eritema,
enrojecimiento histaminoide y reacciones anafilactoides (ver sección 4.4).

Se han notificado casos en los que la frecuencia de acontecimientos relacionados con la perfusión aumenta
con la administración concomitante de agentes anestésicos. Los acontecimientos relacionados con la
perfusión pueden verse minimizados por la administración de vancomicina mediante una perfusión de
60 minutos antes de la inducción anestésica. Si se administra durante la anestesia, las dosis deben diluirse a
5 mg/ml o menos y administrarse lentamente con una atenta supervisión cardíaca. Los cambios de posición
deben retrasarse hasta que se complete la perfusión para permitir el ajuste postural.

El uso tópico o sistémico, secuencial o concurrente, de otros medicamentos potencialmente ototóxicos o
nefrotóxicos, como anfotericina B, aminoglucósidos, bacitracina, polimixina B, colistina, cisplatino,

10 de 18
viomicina, piperacilina/tazobactam, diuréticos del asa y los AINE puede aumentar la toxicidad de la
vancomicina y, en caso de tener que administrarse, deben usarse con precaución y con una adecuada
supervisión (véase la sección 4.4).

Administración oral: se debe considerar la interrupción del tratamiento con agentes antimotilidad e
inhibidores de la bomba de protones, de acuerdo con las directrices locales para la infección por
Clostridioides difficile.

4.6. Fertilidad, embarazo y lactancia
Embarazo

Se han realizado estudios teratológicos con dosis 5 veces superior a la humana en ratas, y 3 veces superior a
la humana en conejos, y no han relevado pruebas de daño para el feto debido a la vancomicina. En un
estudio clínico controlado, se analizaron los potenciales efectos ototóxicos y nefrotóxicos de vancomicina
hidrocloruro en lactantes tras la administración del medicamento a mujeres embarazadas para tratar
infecciones estafilocócicas graves que complican el uso excesivo de medicamentos por vía intravenosa. Se
halló vancomicina hidrocloruro en la sangre del cordón umbilical. No se registró pérdida auditiva
neurosensorial ni nefrotoxicidad atribuible a la vancomicina. Un lactante, cuya madre recibió vancomicina
en el tercer trimestre, experimentó pérdida auditiva conductiva no atribuible a la vancomicina. No se
conoce si la vancomicina puede causar daños al feto porque solo se administró en el segundo y tercer
trimestres. La vancomicina debe administrarse durante el embarazo solo si es claramente necesario, y debe
realizarse un seguimiento exhaustivo de los niveles sanguíneos para minimizar el riesgo de toxicidad fetal.
Sin embargo, se ha notificado que puede ser necesario un aumento significativo de la dosis para conseguir
concentraciones séricas terapéuticas en mujeres embarazadas.

Lactancia

La vancomicina hidrocloruro se excreta en la leche humana. Se deben tomar precauciones al administrar
vancomicina a mujeres en período de lactancia. Es poco probable que un lactante pueda absorber una
cantidad significativa de vancomicina de su tracto gastrointestinal.

4.7. Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas
La influencia de este medicamento sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas es nula o
insignificante.
4.8. Reacciones adversas
Resumen del perfil de seguridad

Las reacciones adversas más frecuentes son flebitis, reacciones pseudo-alérgicas y enrojecimiento de la
parte superior del cuerpo (“síndrome del cuello rojo”) en relación con una perfusión intravenosa demasiado
rápida.

Se han notificado reacciones adversas cutáneas graves (SCAR), incluido el síndrome de Stevens-Johnson
(SJS), necrólisis epidérmica tóxica (TEN), reacción a medicamentos con eosinofilia y síntomas sistémicos
(DRESS) y pustulosis exantematosa generaliza aguda (AGEP) en asociación con el tratamiento con
vancomicina (véase la sección 4.4).

Formulaciones parenterales para uso oral: La absorción de vancomicina del tracto gastrointestinal es
insignificante. Sin embargo, en casos de inflamación grave de la mucosa intestinal, especialmente en
combinación con insuficiencia renal, pueden aparecer reacciones adversas cuando se administra
vancomicina por vía parenteral.

11 de 18

Lista de reacciones adversas

Dentro de cada grupo de frecuencia, las reacciones adversas se presentan en orden decreciente de gravedad.

Las reacciones adversas que se enumeran a continuación se definen mediante la convención MedDRA de
frecuencias y la base de datos de clasificación de órganos del sistema:

Muy frecuentes (≥1/10); frecuentes (≥1/100 a <1/10); poco frecuentes (≥1/1.000 a <1/100); raras
(≥1/10.000 a <1/1.000); muy raras (<1/10.000); no conocidas (no se puede estimar la frecuencia en base a
los datos disponibles).

Clasificación de órganos del sistema
Frecuencia Reacciones adversas
Trastornos de la sangre y del sistema linfático:
Raras Neutropenia reversible, agranulocitosis,
eosinofilia, trombocitopenia, pancitopenia.
Trastornos del sistema inmunológico:
Raras Reacciones de hipersensibilidad, reacciones
anafilácticas.
Trastornos del oído y del laberinto:
Poco frecuentes Pérdida transitoria o permanente de la
audición.
Raras Vértigo, tinnitus, mareo.
Trastornos cardíacos:
Muy raras Paro cardíaco.
Trastornos vasculares:
Frecuentes Disminución de la presión arterial.
Raras Vasculitis.
Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos:
Frecuentes Disnea, estridor.
Trastornos gastrointestinales:
Raras Nausea.
Muy raras Enterocolitis pseudomembranosa.
No conocidas Vómito, diarrea.
Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo:
Frecuentes Enrojecimiento de la parte superior del cuerpo
("síndrome del hombre rojo"), exantema e
inflamación de la mucosa, prurito, urticaria.
Muy raras Dermatitis exfoliativa, síndrome de Stevens-
Johnson, Dermatosis ampollosa lineal IgA,
Necrólisis epidérmica tóxica (TEN)
No conocidas Eosinofilia y síntomas sistémicos (síndrome de
DRESS), Pustulosis exantemática aguda
generalizada (PEAG).
Trastornos renales y urinarios:
Frecuentes Insuficiencia renal, manifestada inicialmente
por el incremento de creatinina y urea séricas.
Raras Nefritis intersticial, insuficiencia renal aguda.
No conocidas Necrosis tubular aguda.
Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración:
Frecuentes Flebitis, enrojecimiento de la parte superior del
cuerpo y de la cara.
Raras Fiebre inducida por fármacos, escalofríos,

12 de 18
dolor y espasmo muscular en los músculos del
pecho y la espalda.

Descripción de las reacciones adversas seleccionadas:

La neutropenia reversible generalmente comienza tras una semana o más a partir del inicio de la terapia
intravenosa o después de una dosis total superior a 25 g.

Durante una perfusión rápida o poco tiempo después pueden ocurrir reacciones anafilácticas/anafilactoides
que incluyen sibilancias. Las reacciones disminuyen cuando se detiene la administración, generalmente
entre 20 minutos y 2 horas. La vancomicina intravenosa se debe perfundir lentamente (ver secciones 4.2 y
4.4). Al presentarse puede producir necrosis después de una inyección intramuscular.

El tinnitus, posiblemente antes del inicio de la pérdida de audición, debe considerarse como una indicación
para interrumpir el tratamiento.

La ototoxicidad se ha notificado principalmente en pacientes que recibieron altas dosis, o en aquellos que
recibieron tratamiento concomitante con otro medicamento ototóxico como un aminoglucósido, o en
aquellos que tenían una reducción preexistente de la función renal o de la audición.


Población pediátrica

El perfil de seguridad es generalmente homogéneo entre los niños y pacientes adultos. La nefrotoxicidad se
ha descrito en niños, por lo general, en asociación con otros agentes nefrotóxicos como aminoglucósidos.

Notificación de sospechas de reacciones adversas

Es importante notificar sospechas de reacciones adversas al medicamento tras su autorización. Ello permite
una supervisión continuada de la relación beneficio/riesgo del medicamento. Se invita a los profesionales
sanitarios a notificar las sospechas de reacciones adversas a través del Sistema Español de
Farmacovigilancia de Medicamentos de Uso Humano: ://www.notificaRAM.es/.

4.9. Sobredosis
Se recomienda tratamiento de soporte, con mantenimiento de la filtración glomerular.
La hemodiálisis y la diálisis peritoneal no son métodos eficaces para la eliminación adecuada de la
vancomicina en sangre. Se han observado beneficios limitados de la hemoperfusión con resina Amberlite
XAD-4.

5. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS
5.1. Propiedades farmacodinámicas
Grupo farmacoterapéutico: antibacterianos glucopéptidos.

Códigos ATC: A07AA09 para vía oral, J01XA01 para vía intravenosa.

Mecanismo de acción
La vancomicina es un antibiótico glucopéptido tricíclico que inhibe la síntesis de la pared celular en
bacterias sensibles mediante una unión de elevada afinidad con el extremo D-alanil-D-alanina de las
unidades precursoras de la pared celular. El fármaco es bactericida para microorganismos en división.
Además, afecta la permeabilidad de la membrana celular bacteriana y la síntesis de ARN.

13 de 18
Relación farmacocinética/farmacodinámica
La vancomicina muestra una actividad concentración-independiente, teniendo como principal parámetro
predictivo de eficacia el área bajo la curva de concentración (AUC), dividida por la concentración mínima
inhibitoria (CMI) del organismo diana. En base a los resultados in vitro, limitados a animales y humanos,
una relación de AUC/CMI de 400 se ha establecido como un objetivo PK/PD para lograr la efectividad
clínica con vancomicina. Para alcanzar este objetivo cuando las CMI son ≥1,0 mg/l, la dosificación debe
estar en el rango superior y se requieren concentraciones séricas elevadas (15-20 mg/l) (ver sección 4.2).

Mecanismo de resistencia
La resistencia adquirida a glucopéptidos es muy frecuente en los enterococos y se basa en la adquisición de
distintos operones del complejo genético Van, que modifican la diana D-Alanil-D-Alanina transformándola
en D-Alanil-D-lactato o a D-Alanil-D-Serina, con menor afinidad por la vancomicina.

En algunos países se ha observado un incremento en los casos de resistencia, particularmente en
enterococos; las cepas multirresistentes de Enterococcus faecium son especialmente alarmantes.

Los genes del complejo Van se encuentran de forma rara en Staphylococcus aureus, en el que los cambios
en la estructura de la pared celular dan como resultado una sensibilidad “intermedia”, que es
frecuentemente heterogénea. También se ha notificado la presencia de cepas de Staphylococcus resistentes
a la meticilina (MRSA) con sensibilidad reducida a la vancomicina. No se comprende bien la sensibilidad
reducida o la resistencia de Staphylococcus a la vancomicina. Se requieren varios elementos genéticos y
múltiples mutaciones.

No se produce resistencia cruzada entre vancomicina y otras clases de antibióticos. Sí aparece resistencia
cruzada con otros antibióticos glucopéptidos, como la teicoplanina. El desarrollo secundario de resistencia
durante el tratamiento es raro.

Sinergia
La combinación de vancomicina con un antibiótico aminoglucósido tiene un efecto sinérgico frente
numerosas cepas de Staphylococcus aureus, estreptococos grupo D no enterococos, enterococos y
estreptococos del grupo viridans. La combinación de vancomicina con una cefalosporina tiene un efecto
sinérgico frente a algunas cepas de Staphylococcus epidermidis oxacilina-resistentes, y la combinación de
vancomicina con rifampicina tiene un efecto sinérgico frente a Staphylococcus epidermidis y un efecto
sinérgico parcial frente a algunas cepas de Staphylococcus aureus. Como la vancomicina en combinación
con una cefalosporina también puede tener un efecto antagonista frente a algunas cepas de Staphylococcus
epidermidis y en combinación con rifampicina frente a algunas cepas de Staphylococcus aureus, es útil
realizar pruebas previas de sinergia.

Con el fin de aislar e identificar los microorganismos causales y determinar su sensibilidad a la
vancomicina, se deben obtener muestras de cultivos bacterianos.

Puntos de corte en las pruebas de sensibilidad
La vancomicina es activa frente a bacterias gram-positivas, tales como estafilococos, estreptococos,
enterococos, neumococos y clostridios. Las bacterias gram-negativas son resistentes.

La prevalencia de la resistencia adquirida puede variar geográficamente y con el tiempo para especies
seleccionadas, y es deseable obtener información local sobre resistencia, sobre todo en el tratamiento de
infecciones graves. Si es necesario, se debe buscar consejo experto cuando la prevalencia local de la
resistencia es tal que la utilidad del agente, al menos en algunos tipos de infecciones, es cuestionable. Esta
información sólo proporciona una guía aproximada sobre la probabilidad de que los microorganismos sean
sensibles a la vancomicina.

Los puntos de corte de la concentración mínima inhibitoria son los del European Committee on
Antimicrobial Susceptibility Testing (EUCAST):
Sensible Resistente
Staphylococcus aureus 1 ≤2 mg/l >2 mg/l

14 de 18
Staphylococci coagulasa-negativo1 ≤4 mg/l >4 mg/l
Enterococcus spp. ≤4 mg/l >4 mg/l
Streptococcus grupos A, B, C y G ≤2 mg/l >2 mg/l
Streptococcus pneumoniae ≤2 mg/l >2 mg/l
Anaerobios gram-positivos ≤2 mg/l >2 mg/l 1S. aureus con valores de CMI de 2 mg/l para vancomicina se encuentran en el límite de la distribución de
la cepa salvaje y puede alterarse la respuesta clínica.

Especies frecuentemente sensibles
Gram positivas
Enterococcus faecalis
Staphylococcus aureus
Staphylococcus aureus resistente a la meticilina
Staphylococci coagulasa-negativo
Streptococcus spp.
Streptococcus pneumoniae
Enterococcus spp.
Staphylococcus spp.

Especies anaerobias
Clostridium spp. excepto Clostridium innocuum
Eubacterium spp.
Peptostreptococcus spp.
Especies para las que la resistencia adquirida puede
ser un problema:
Enterococcus faecium
Especies inherentemente resistentes
Todas las bacterias Gram negativas
Especies aerobias Gram positivas
Erysipelothrix rhusiopathiae
Lactobacillus heterofermentativos
Leuconostoc spp.
Pediococcus spp.
Especies anaerobias
Clostridium innocuum
La aparición de resistencia a la vancomicina difiere de
un hospital a otro y, por lo tanto, se debe contactar a un
laboratorio microbiológico local para obtener
información local pertinente.

5.2. Propiedades farmacocinéticas
Absorción
La vancomicina se administra por vía intravenosa para el tratamiento de infecciones sistémicas.

En el caso de pacientes con función renal normal, la perfusión intravenosa de dosis múltiples de 1000 mg
de vancomicina (15 mg/kg) durante 60 minutos produce concentraciones plasmáticas promedio
aproximadas de 50-60 mg/l, 20-25 mg/l y 5-10 mg/l, de inmediato, 2 horas y 11 horas después de
completar la perfusión, respectivamente. Los niveles en plasma obtenidos después de dosis múltiples son
similares a los obtenidos tras una dosis única.

La vancomicina generalmente no se absorbe en la sangre después de la administración oral. Sin embargo, la
absorción puede aumentar en pacientes con colitis pseudomembranosa. Esto puede conducir a la
acumulación de vancomicina en pacientes con insuficiencia renal coexistente.

15 de 18

Distribución
El volumen de distribución es de unos 60 L/1,73 m2 de superficie corporal. Con concentraciones séricas de
vancomicina de 10 mg/l a 100 mg/l, la unión del fármaco a proteínas plasmáticas es de aproximadamente
del 30-55 %, medida por ultrafiltración.

La vancomicina se difunde fácilmente a través de la placenta y se distribuye en la sangre del cordón
umbilical. En meninges no inflamadas, la vancomicina atraviesa la barrera hematoencefálica sólo en bajo
grado.

Biotransformación
El medicamento presenta muy poco metabolismo. Después de la administración parenteral, se excreta casi
por completo como una sustancia microbiológicamente activa (aprox. 75-90% dentro de las 24 horas) a
través de la filtración glomerular de los riñones.

Eliminación
La semivida de eliminación de la vancomicina es de 4 a 6 horas en pacientes con función renal normal y de
2,2 -3 horas en niños. El aclaramiento plasmático es de aproximadamente 0,058 L/kg/h y el aclaramiento
renal de unos 0,048 L/kg/h. En las primeras 24 horas, aproximadamente el 80% de la dosis administrada se
excreta en la orina a través de la filtración glomerular. La disfunción renal retrasa la excreción de
vancomicina. En pacientes anéfricos, la vida media es de 7,5 días. En estos casos, está indicada la
monitorización de las concentraciones plasmáticas de vancomicina debido al riesgo de ototoxicidad.

La excreción biliar es insignificante (menos del 5 % de la dosis).

Aunque la vancomicina no se elimina eficientemente por hemodiálisis o diálisis peritoneal, se ha notificado
un aumento del aclaramiento de vancomicina con hemoperfusión y hemofiltración.

Después de la administración oral, solo una parte de la dosis administrada se recupera en la orina. Por el
contrario, en las heces se encuentran concentraciones elevadas (> 3.100 mg/kg con dosis de 2 g/día).

Linealidad/no linealidad
La concentración de vancomicina aumenta generalmente de forma proporcional con el incremento de dosis.
Las concentraciones en plasma durante la administración de dosis múltiples son similares a las de la
administración de una dosis única.

Características en grupos específicos

Insuficiencia renal
La vancomicina se elimina principalmente mediante filtración glomerular. En pacientes con insuficiencia
renal, la vida media de eliminación de la vancomicina se prolonga y el aclaramiento corporal total se
reduce. Por lo tanto, la dosis óptima se debe calcular en línea con las recomendaciones de dosificación
proporcionadas en la sección 4.2. Posología y forma de administración.

Insuficiencia hepática
La farmacocinética de la vancomicina no se ve alterada en pacientes con insuficiencia hepática.

Mujeres embarazadas
En mujeres embarazadas puede ser necesario un aumento significativo de la dosis para alcanzar
concentraciones terapéuticas en suero (véase la Sección 4.6).

Pacientes con sobrepeso
La distribución de la vancomicina puede verse alterada en pacientes con sobrepeso, debido al aumento de
volumen de distribución, el aclaramiento renal y los posibles cambios en la unión a proteínas plasmáticas.
En estas subpoblaciones la concentración de vancomicina en suero fue superior a la esperada en adultos
masculinos sanos (véase la sección 4.2).

16 de 18

Población pediátrica
La PK de la vancomicina ha demostrado amplia variabilidad e interindividual en recién nacidos prematuros
y recién nacidos a término. En los recién nacidos, después de la administración intravenosa, el volumen de
distribución varía entre 0,38 y 0,97 l/kg, similar a los valores de adultos, mientras que el aclaramiento varía
entre 0,63 y 1,4 ml/kg/min. La vida media varía entre 3,5 y 10 h, y es más larga que en los adultos, lo que
refleja que los valores de aclaramiento son inferiores a los habituales en recién nacidos.

En lactantes y niños mayores, el volumen de distribución oscila entre 0,26 y 1,05 L/kg, mientras que el
aclaramiento varía entre 0,33 y 1,87 ml/kg/min. Y

5.3. Datos preclínicos sobre seguridad
Aunque no se han llevado a cabo estudios a largo plazo en animales para evaluar el potencial
carcinogénico, no se ha encontrado potencial mutagénico de vancomicina en análisis estándar de
laboratorio. No se han llevado a cabo estudios de fertilidad definitivos.
6 . DATOS FARMACÉUTICOS
6.1. Lista de excipientes
Ácido clorhídrico (para ajuste del pH).
6.2. Incompatibilidades
La solución de vancomicina tiene un pH bajo que puede provocar inestabilidad física o química cuando se
mezcla con otros componentes. Debe evitarse la mezcla con soluciones alcalinas.

Cada solución parenteral debe comprobarse visualmente para detectar precipitaciones y decoloración antes
de su uso.

Este medicamento no debe mezclarse con otras concentraciones, a excepción de las mencionadas en la
sección 6.6.

6.3. Periodo de validez
Periodo de validez del polvo acondicionado para la venta:

18 meses.

Concentrado reconstituido:

La solución debe diluirse inmediatamente después de la reconstitución.

Producto diluido:

Desde un punto de vista microbiológico y físico-químico, el producto debe utilizarse inmediatamente.

Vía oral:

Debe tomarse inmediatamente después de la reconstitución.

17 de 18
6.4. Precauciones especiales de conservación
Polvo acondicionado para la venta:
Conservar por debajo de 30 ˚C.
Conservar el vial en el envase embalaje exterior para protegerlo de la luz.

Para las condiciones de conservación después de la reconstitución del medicamento, ver sección 6.3.

6.5. Naturaleza y contenido del envase
Vancomicina Normon 500 mg polvo para concentrado para solución para perfusión EFG:

Vial de vidrio tipo I de 12 ml con tapón de goma de bromobutil y precinto flip-off de aluminio.

Vancomicina Normon 1g polvo para concentrado para solución para perfusión EFG:

Vial de vidrio tipo I de 20 ml con tapón de goma de bromobutil y precinto flip-off de aluminio.

Se presenta en cajas de cartón que contienen 1 o 100 viales.

Puede que no se comercialicen todas las presentaciones.

6.6. Precauciones especiales de eliminación y otras manipulaciones
Antes de usar, reconstituir el polvo y diluir el concentrado resultante.

Preparación del concentrado reconstituido

Reconstituir en el momento de uso. Añadir 10 ml de agua para inyección al vial que contiene 500 mg de
polvo liofilizado o 20 ml de agua al vial que contiene 1000 mg.

Aspecto del concentrado reconstituido

Solución transparente e incolora sin partículas visibles.

Cada ml de concentrado reconstituido contiene 50 mg de vancomicina.

Ver las condiciones de conservación del medicamento reconstituido en la sección 6.3.

Preparación de la solución para perfusión diluida final

Las soluciones reconstituidas que contienen 50 mg/ml de vancomicina deben diluirse inmediatamente
después de la reconstitución.

Los diluyentes adecuados son:
Solución para inyección de cloruro de sodio 9 mg/ml (0,9 %)
Solución para inyección de glucosa 50 mg/ml (5 %)

Antes de su administración parenteral, se deben inspeccionar visualmente las disoluciones. Administrar
únicamente las soluciones transparentes y sin presencia de partículas.

Perfusión intermitente:

18 de 18
Las soluciones reconstituidas que contienen 500 mg de vancomicina (50 mg/ml) deben diluirse con al
menos 100 ml de diluyente (hasta 5 mg/ml).
Las soluciones reconstituidas que contienen 1000 mg de vancomicina (50 mg/ml) deben diluirse con al
menos 200 ml de diluyente (hasta 5 mg/ml).

La concentración de vancomicina en la solución para perfusión no debe exceder los 5 mg/ml.

La dosis deseada debe administrarse lentamente de manera intravenosa a una velocidad de no más de
10 mg/minuto, durante al menos 60 minutos o incluso más tiempo.

Para las condiciones de conservación del medicamento reconstituido/diluido, ver sección 6.3.

Para administración oral:

La dosis para administrar puede reconstituirse con 30 ml de agua y darse al paciente para que se la beba.

Eliminación

Los viales son para un único uso. Los medicamentos no utilizados deben desecharse.

La eliminación del medicamento no utilizado y de todos los materiales que hayan estado en contacto con él,
se realizará de acuerdo con la normativa local.

7. TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN
Laboratorios Normon, S.A.
Ronda de Valdecarrizo, 6
28760 – Tres Cantos
Madrid (España)

8. NÚMERO(S) DE AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN

9. FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN/ RENOVACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN
Diciembre 2020
10. FECHA DE LA REVISIÓN DEL TEXTO
Febrero 2023

La información detallada y actualizada de este medicamento está disponible en la página Web de la
Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) http://www.aemps.gob.es/