Cloruro Potasico 1m Fresenius Kabi

El cloruro potásico 1M es un medicamento que se utiliza en el tratamiento de diversas condiciones médicas. A continuación, te explicaré para qué enfermedades se utiliza este tratamiento:

Insuficiencia renal

El cloruro potásico 1M es comúnmente utilizado en pacientes con insuficiencia renal crónica. La insuficiencia renal puede provocar desequilibrios en los niveles de potasio en el cuerpo, y este medicamento ayuda a mantener esos niveles dentro de un rango saludable.

Arritmias cardiacas

Otra indicación común para el cloruro potásico 1M es el tratamiento de arritmias cardiacas. El potasio es un electrolito crucial para el funcionamiento adecuado del corazón, y este medicamento puede ser recetado para corregir desequilibrios en los niveles de potasio y prevenir arritmias.

Hipokalemia

La hipokalemia es una condición caracterizada por niveles anormalmente bajos de potasio en la sangre. El cloruro potásico 1M puede ser utilizado para tratar esta condición y restablecer los niveles de potasio en el cuerpo.

Recuerda que el cloruro potásico 1M debe ser administrado bajo la supervisión de un profesional de la salud, ya que un uso inadecuado de este medicamento puede provocar complicaciones. Si tienes alguna duda sobre el uso de este medicamento, no dudes en consultar con tu médico.

1 de 4
[email protected]


Prospecto: información para el usuario


CLORURO POTÁSICO 1M FRESENIUS KABI Solución inyectable


Lea todo el prospecto detenidamente antes de empezar a usar el medicamento:
- Conserve este prospecto. Puede tener que volver a leerlo.
- Si tiene alguna duda, consulte a su médico o farmacéutico.
- Este medicamento se le ha recetado a Ud. personalmente y no debe darlo a otras personas.
Puede perjudicarles, aun cuando sus síntomas sean los mismos que los suyos.

En este prospecto:
1. Qué es CLORURO POTÁSICO1M FRESENIUS KABI y para qué se utiliza
2. Antes de usar CLORURO POTÁSICO1M FRESENIUS KABI
3. Cómo usar CLORURO POTÁSICO 1M FRESENIUS KABI
4. Posibles efectos adversos
5. Conservación de CLORURO POTÁSICO 1M FRESENIUS KABI
6. Instrucciones para el personal sanitario

El principio activo es cloruro potásico. Cada ampolla de 10 ml contiene 745,6 mg de Cloruro de potasio.
Cada ml de solución contiene 74,56 mg de Cloruro de potasio.
Los demás excipientes: son: Agua para inyección c.s.


1. Qué es CLORURO POTÁSICO 1M FRESENIUS KABI y para qué se utiliza
CLORURO POTÁSICO 1M FRESENIUS KABI es una solución inyectable, que se presenta en ampollas
de 10 ml.
Cada envase contiene 10 ampollas.
Pertenece al grupo de medicamentos intravenosos denominados: Soluciones I.V. aditivas y/o concentradas

CLORURO POTÁSICO 1M FRESENIUS KABI está indicado en el tratamiento de alteraciones
metabólicas como la hipopotasemia con o sin alcalosis metabólica. También está indicado para el
tratamiento de la intoxicación digitálica

2. ANTES DE USAR CLORURO POTÁSICO 1M FRESENIUS KABI
No use CLORURO POTÁSICO 1M FRESENIUS KABI:
Si padece enfermedad de Addison no tratada, insuficiencia renal grave y deshidratación aguda.

2 de 4
En caso de hipopotasemia coexistente con hipercloremia su médico valorará la posibilidad de utilizar otras
sales de potasio diferentes al cloruro potásico. Tampoco debe usarse en pacientes con concentraciones
séricas de potasio superiores a 5 mmol/l
Tenga especial cuidado con CLORURO POTÁSICO 1M FRESENIUS KABI:
El CLORURO POTÁSICO 1M FRESENIUS KABI, debe diluirse siempre antes de su administración
intravenosa. La inyección directa del concentrado de potasio puede ser instantáneamente mortal.
Su médico puede solicitar que se realicen análisis de sangre para comprobar su estado debido a que es
necesario monitorizar cuidadosamente las cifras de potasio en plasma durante la administración de este
preparado, ya que su alteración por defecto o por exceso puede ser origen de trastornos que pueden poner
en peligro la vida del paciente.
Debe asegurarse también una buena función renal y repetir periódicamente el electrocardiograma
Si se produce insuficiencia renal aguda con oliguria (disminución en la producción de orina) y/o elevación
de la creatinina sérica, debe detenerse enseguida la perfusión de cloruro potásico.
Si padece enfermedad cardíaca o alteraciones como la acidosis metabólica, el cloruro potásico debe
administrarse con precaución.
Consulte a su médico, incluso si cualquiera de las circunstancias anteriormente mencionadas le hubieran
ocurrido alguna vez.
Embarazo y lactancia:
Consulte a su médico o farmacéutico antes de tomar un medicamento.
En caso de que esté embarazada su médico valorará la administración de este medicamento.
Uso de otros medicamentos:
Si se le están administrando conjuntamente medicamentos tales como corticoides, anfotericina B,
corticotropina, gentamicina, azlocilina, carbenicilina, mezlocilina, penicilina, piperacilina, ticarcilina o
polimixina B, su médico monitorizará cuidadosamente los niveles en sangre de potasio por un posible
incremento en su eliminación renal.

Si se le administran conjuntamente medicamentos como los inhibidores I.E.C.A., los AINE,
betabloqueantes, transfusiones sanguíneas, ciclosporina, diuréticos ahorradores de potasio, heparina, leche
con bajo contenido en sal, sustitutivos de la sal u otros medicamentos que contengan potasio, pueden
aumentar las concentraciones séricas de este ión y dar lugar a excesivo potasio en la sangre grave con
parada cardíaca, especialmente en pacientes con insuficiencia renal.

La utilización conjunta de sales de calcio parenterales, puede favorecer la aparición de arritmias cardíacas.

La administración simultánea de insulina o bicarbonato favorece la incorporación del potasio al interior de
la célula pudiendo disminuir los niveles de potasio en la sangre pero con niveles intracelulares normales e
incluso elevados.
El uso crónico o excesivo de laxantes favorece la pérdida excesiva de potasio a través del tracto intestinal.
Tenga en cuenta que estas instrucciones pueden ser también de aplicación a medicamentos que se hayan
tomado/utilizado antes o puedan tomarse/utilizarse después.

3 de 4
Informe a su médico o farmacéutico si está tomando o ha tomado recientemente cualquier otro
medicamento, incluso los adquiridos sin receta médica.


3. Cómo USAR CLORURO POTÁSICO 1M FRESENIUS KABI:
Este medicamento se administra en perfusión intravenosa previa dilución.
Su médico indicará al personal sanitario la dosis más adecuada para sus necesidades. Por lo general se
recomienda, aún en casos de hipopotasemia con cifras inferiores a 2 mEq/l y con cambios en el
electrocardiograma, no superar los 400 mEq de potasio al día perfundiéndolos a una velocidad no superior
a 20 mEq por hora. En situaciones extremas puede utilizarse en los primeros momentos una infusión de 40
mEq/hora.
Su médico le indicará la duración de su tratamiento con CLORURO POTÁSICO 1M FRESENIUS KABI.
Por favor no suspenda el tratamiento.
Si Ud. usa mas CLORURO POTÁSICO 1M FRESENIUS KABI del que debiera:
La sobredosificación producirá exceso de potasio en la sangre de gravedad variable en relación con los
niveles séricos de potasio.
Su tratamiento conlleva aporte suficiente de líquidos, suero glucosado con insulina para facilitar el ingreso
de potasio en la célula, gluconato cálcico para antagonizar los efectos cardiotóxicos, llegando incluso a la
posibilidad de recurrir a la diálisis peritoneal o a la hemodiálisis en pacientes con función renal alterada.
En casos de sobredosis o ingestión accidental, consultar con el Servicio de Información Toxicológica,
Teléfono: 91-5620420

4. Posibles efectos adversos
Como todos los medicamentos CLORURO POTÁSICO 1M FRESENIUS KABI puede tener efectos
adversos.

Como más frecuentes se incluyen: latidos cardíacos lentos e irregulares, debilidad muscular. Otros signos y
síntomas son: cansancio, debilidad y pesadez de piernas, entumecimiento u hormigueo de manos, pies y
labios, sensación de falta de aire o dificultad para respirar, ansiedad inexplicada.

Si se observa cualquier otra reacción no descrita en este prospecto, consulte con su médico o
farmacéutico.

5. Conservación de CLORURO POTÁSICO 1M FRESENIUS KABI
No conservar a temperatura superior a 25ºC. Conservar protegido de la luz.

Úsese únicamente si la solución está clara. Si no se usa todo el contenido deséchese el resto.

CLORURO POTÁSICO 1M FRESENIUS KABI no se debe utilizar después de la fecha de caducidad
indicada en el envase.

4 de 4
6. INSTRUCCIONES PARA EL PERSONAL SANITARIO
Los inyectables de CLORURO POTÁSICO 1M FRESENIUS KABI deben diluirse antes de
su administración intravenosa en 500 ml de una solución I.V. compatible. Úsese únicamente si
la solución está clara. Si no se usa todo el contenido deséchese el resto.
El CLORURO POTÁSICO 1M FRESENIUS KABI tiene una concentración de 1 mEq/ml y
generalmente se recomienda una concentración de 20 a 40 mEq/l sin sobrepasar nunca los 80
mEq/l.
Mantenga CLORURO POTÁSICO 1M FRESENIUS KABI fuera del alcance y de la
vista de los niños.

Titular: Fresenius Kabi España S.A.
Marina 16-18,
Torre Mapfre
08005 – Barcelona
Fabricante: Antibióticos Farma S.A.
c) Antonio López nº 109
28026 - Madrid
Este prospecto ha sido aprobado en:

1 de 4
FICHA TÉCNICA
1. NOMBRE DEL MEDICAMENTO
CLORURO POTÁSICO 1M FRESENIUS KABI, solución inyectable
2. COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA
Cada ampolla de 10 ml contiene: Cloruro de potasio ................ 745,6 mg
Cada ml de solución contiene: Cloruro de potasio ................. 74,56 mg

3. FORMA FARMACÉUTICA
Solución inyectable
4. DATOS CLÍNICOS
4.1 Indicaciones terapéuticas
- Tratamiento de la hipopotasemia con o sin alcalosis metabólica
- Tratamiento de la intoxicación digitálica

4.2 Posología y forma de administración
Los inyectables de CLORURO POTÁSICO 1M deben diluirse antes de su administración
intravenosa, en 500 ml de una solución I.V. compatible
Se recomienda, aún en casos de hipopotasemia con cifras inferiores a 2 mEq/l y con cambios en el
E.C.G., no superar los 400 mEq de potasio al día, perfundiendolos a una velocidad no superior a 20
mEq por hora. En situaciones extremas puede utilizarse en los primeros momentos una infusión de
40 mEq/hora.
Cada ml de solución contiene 74,56 mg de cloruro potásico, equivalentes a 1 mmol de cloruro
potásico (= 1 meq) y a 39,1 mg de potasio.
El CLORURO POTÁSICO 1M tiene una concentración de 1 mEq/ml y generalmente se
recomienda una concentración de 20 a 40 mEq/l sin sobrepasar nunca los 80 mEq/l.

4.3 Contraindicaciones
- Enfermedad de Addison no tratada
- Insuficiencia renal grave
- Deshidratación aguda
- Hipopotasemia coexistente con hipercloremia en pacientes con acidosis tubular renal que
desarrollan acidosis metabólica, debiendo utilizarse en estos casos otras sales de potasio
- Concentraciones séricas de potasio superiores a 5 mmol/l

2 de 4
4.4 Advertencias y precauciones especiales de empleo
La formulación 1M no está prevista para su utilización crónica.
El CLORURO POTÁSICO 1M siempre debe diluirse antes de su administración intravenosa (ver
4.2). La inyección directa del concentrado de potasio puede ser instantáneamente mortal.
Deben monitorizarse cuidadosamente las cifras de potasio en plasma durante la administración de
este preparado, ya que su alteración por defecto o por exceso puede ser origen de trastornos que
pueden poner en peligro la vida del paciente.
Debe asegurarse también una buena función renal y repetir periódicamente el E.C.G.
Si se produce insuficiencia renal aguda con oliguria y/o elevación de la creatinina sérica, debe
detenerse enseguida la infusión de cloruro potásico.
La adición de Lidocaína puede mejorar la tolerancia local de la infusión y en cualquier caso debe
tenerse especial cuidado para evitar la extravasación.
El cloruro potásico debe administrarse con precaución en caso de enfermedad cardíaca y en caso de
acidosis metabólica.

4.5 Interacción con otros medicamentos y otras formas de interacción
Se recomienda una cuidadosa monitorización de los niveles séricos de potasio cuando se
administren corticoides, anfotericina B, corticotropina, gentamicina, azlocilina, carbenicilina,
mezlocilina, penicilina, piperacilina, ticarcilina o polimixina B, por un posible incremento en la
eliminación renal de potasio.
Por el contrario, los inhibidores I.E.C.A., los A.I.N.E, betabloqueantes, transfusiones sanguineas,
ciclosporina, diuréticos ahorradores de potasio, heparina, leche con bajo contenido en sal,
sustitutivos de la sal u otros medicamentos que contengan potasio, pueden aumentar las
concentraciones séricas de este ion y dar lugar a hiperpotasemia grave con parada cardíaca,
especialmente en pacientes con insuficiencia renal.
La utilización concomitante de sales de calcio parenterales puede favorecer la aparición de
arritmias cardíacas.
La administración simultanea de insulina o bicarbonato favorece la incorporación del potasio al
interior de la célula, pudiendo aparecer una hipopotasemia sérica pero con niveles intracelulares
normales e incluso elevados.
El uso crónico o excesivo de laxantes favorece la pérdida excesiva de potasio a través del tracto
intestinal.

4.6 Fertilidad, embarazo y lactancia
No existe comunicación de problemas específicos sobre la función reproductora ni hay estudios en
animales o en humanos sobre los efectos tóxicos perinatales o embriofetales.
4.7 Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas
No procede

3 de 4
4.8 Reacciones adversas
Los efectos adversos descritos están ligados más a la dosificación del producto que a su toxicidad
intrínseca, y especialmente relacionados con la hipopotasemia.
Como más frecuentes se incluyen: látidos cardíacos lentos e irregulares, debilidad muscular. Otros
signos y síntomas son: cansancio, debilidad y pesadez de piernas, entumecimiento u hormigueo de
manos, pies y labios, sensación de falta de aire o dificultad para respirar, ansiedad inexplicada.

4.9 Sobredosis
La sobredosificación, como ya se ha dicho, dará lugar a un cuadro metabólico de hiperpotasemia de
gravedad variable en relación con los niveles séricos de potasio.
Su tratamiento conlleva aporte suficiente de líquidos, suero glucosado con insulina para facilitar el
ingreso de potasio en la célula, gluconato cálcico para antagonizar los efectos cardiotóxicos,
llegando incluso a la posibilidad de recurrir a la diálisis peritoneal o a la hemodiálisis en pacientes
con función renal alterada.

5. PROPIEDADES FARMACOLÓGICAS
El potasio es el principal catión en la mayoría de los tejidos corporales. Participa en numerosos
procesos fisiológicos esenciales, incluyendo el mantenimiento de la toxicidad muscular, la
transmisión del impulso nervioso, la contracción muscular cardíaca, esquelética y lisa, así como el
mantenimiento de la función renal y del equilibrio acido-base, siendo vital para alguno de estos
procesos el mantenimiento de un gradiente de potasio en el interior y el exterior de la célula.
Tras su administración intravenosa el potasio se incorpora activamente al interior de la célula
donde su concentración es unas 40 veces superior a la del exterior. La dextrosa, la insulina y el
oxígeno facilitan esta incorporación. En el individuo sano, concentraciones entre 3,5 y 5,5 mEq/l se
consideran normales y en el neonato hasta 7,7 mEq/l
Sin embargo, las concentraciones plasmáticas no son un indicador seguro de las concentraciones
celulares de potasio; puede haber déficit intracelular sin que los niveles plasmáticos desciendan.

El potasio se excreta por el riñón, siendo filtrado por el glomérulo, reabsorbido en el túbulo
proximal y secretado por el túbulo distal donde es intercambiado por el sodio, estando influida
también su secreción por la concentración de cloro, el equilibrio ácido-base y las hormonas
suprarrenales. En condiciones normales y con dieta libre se excretan unos 40-50 mEq de potasio al
día, que pueden aumentar hasta 80-90 mEq diarios en pacientes postquirúrgicos o sometidos a
tensiones emocionales con función renal normal y aunque no estén ingiriendo ningún aporte
suplementario de potasio


6 . DATOS FARMACÉUTICOS
6.1 Lista de excipientes
Agua para inyección, 10 ml

4 de 4
6.2 Incompatibilidades
No se han descrito
6.3 Periodo de validez
60 meses
6.4 Precauciones especiales de conservación
Conservar entre 5º y 25ºC y al abrigo de la luz
6.5 Naturaleza y contenido del envase
Ampollas de vidrio con 10 ml
6.6 Precauciones especiales de eliminación y otras manipulaciones
Administración en perfusión intravenosa previa dilución en 500 ml de una solución I.V.
compatible. Usese solamente si la solución es clara. Si no se usa todo el contenido, desechese el
resto.

7. TITULAR DE LA AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN
Fresenius Kabi España S.A.
c./ Marina 16-18
08005-BARCELONA

8. NÚMERO(S) DE AUTORIZACIÓN DE COMERCIALIZACIÓN
9. FECHA DE LA PRIMERA AUTORIZACIÓN/ RENOVACIÓN DE LA AUTORIZACIÓN
10. FECHA DE LA REVISIÓN DEL TEXTO